Terrazas y salones para eventos en interior o al aire libre

Tu evento, ¿en interior o al aire libre?

¿Cuál es el sitio ideal para celebrar un evento en Ronda? ¿Es mejor un evento al aire libre o en interior? Si es en Ronda, ambas son buenas, eso sin duda 😉 Organizar un evento puede parecer fácil, pero una vez comienzas es probable que te des cuenta de una cosa: la mejor opción de todas es contar con profesionales especializados con conocimientos de protocolo, formación y perspectiva sobre lo que realmente se necesita. El segundo paso es identificar cómo quieres que sea tu evento.

Para elegir el sitio que más se adapte a una boda, un cumpleaños o una convención empresarial, hay factores que inclinan la balanza. Por ejemplo, la capacidad del establecimiento, las reseñas, el presupuesto, etc. En la versatilidad del restaurante está la clave. Y eso es lo que ofrece Abades Ronda. Cuenta con diferentes espacios, al aire libre y en interior, una propuesta gastronómica que une lo tradicional y lo moderno y un equipo con mucha experiencia.

¿Cuáles son realmente las ventajas de organizar un evento en interior o al aire libre? En el primer caso, la meteorología  suele ser la mayor preocupación. Incluso cuando el evento se celebra en verano, la lluvia puede sorprendente. Hacerlo en interior es una garantía de que los invitados no se mojen.

Disfrutar de un ambiente más íntimo también es importante. Muy especialmente cuando se trata de grupos más pequeños. En interior se fomenta una atmósfera acogedora y cercana.

Una de las diferencias principales de cuando se organiza un evento al aire libre es el paisaje. No hay mejor plan que observar un atardecer mientras se celebra un enlace matrimonial o un almuerzo de empresa en una mañana soleada mirando la Serranía de Ronda. Ofrecer a los invitados esa posibilidad es un plus. Además, si eliges un lugar como Abades Ronda tendrás la oportunidad de celebrar el evento en la terraza-mirador y contar con la alternativa de cambiarlo a interior si hace mal tiempo.

En cuanto al número de invitados normalmente un evento al aire libre permite acoger a más personas y pueden relacionarse con más comodidad. Esto también depende del evento en sí y de las opciones que ofrezca el lugar de celebración. Por ejemplo, si se trata de una convención empresarial, hay que contar con un espacio preparado: medios técnicos, infraestructura y equipo humano experimentado.  Y si hablamos de decoración hacerlo al aire libre permite jugar con la naturaleza, las luces y las inolvidables vistas, dándole un toque distinto a la escenografía.

Más allá de optar por un tipo de evento u otro, hay que tener en cuenta otras cuestiones si queremos tener un resultado de diez:

Gastronomía. Es importante degustar previamente la propuesta gastronómica y elegir un menú flexible. No olvides incluir platos típicos de Ronda y asegurarte de que el producto es de calidad.

Originalidad. El factor sorpresa en los pequeños detalles o innovar en la decoración con formatos temáticos o eventos estacionales provoca emociones únicas y asombra a los invitados.

Asesoramiento. Que una persona te informe de cómo evoluciona la organización del evento y esté atenta a tus necesidades es un valor añadido.

 

Personajes ilustres y Puente Nuevo en Ronda

5 Curiosidades sobre Ronda que debes saber

Que el Tajo es un símbolo de la naturaleza conocido mundialmente no es ninguna sorpresa. Y que para los taurinos Ronda es la cuna de la buena faena tampoco. La ciudad malagueña y su historia habla por sí sola, pero siempre hay curiosidades sobre Ronda que debes saber y que no están en los libros. Así conocerás su auténtica identidad.

¿Qué personajes históricos nacieron en Ronda?

El pedagogo y filósofo Francisco Giner de los Ríos y otros personajes ilustres como el torero Antonio Ordóñez o el pintor cubista Joaquín Peinado nacieron en Ronda. De este último existe un museo en la localidad malagueña. El museo se ubica, además, en el noble palacio Moctezuma, que fue remodelado para suerte de los visitantes.

Otros nombres propios de la historia del cine o del arte también dejaron huella en Ronda, aunque no nacieran allí. Por todos es conocida la pasión de Hemingway por los toros y, especialmente, por las corridas celebradas en la plaza de toros rondeña. No fue menos el cariño de su contemporáneo en el cine Orson Welles. De ambos hay estatuas homenaje ubicadas en el paseo Blas Infante.

En Puente Nuevo hubo una cárcel

Sobre el arco central del Puente Nuevo, uno de los puntos neurálgicos  de Ronda, se sitúa una amplia estancia que anteriormente fue empleada como cárcel y después como el típico mesón de la zona. Ahora es el Centro de Interpretación del Puente Nuevo, donde además los visitantes pueden ver un montaje audiovisual sobre la ciudad.

Martín de Aldehuela y el síndrome de Stendhal

Cuenta la leyenda que Aldehuela, arquitecto creador del Puente Nuevo murió al arrojarse al Tajo de Ronda desde el puente. Dicen que el motivo fue el pensamiento de que nunca podría volver a construir algo tan pleno de belleza. Aunque se trata tan sólo de eso, una leyenda. Sus restos mortales se enterraron en el Convento de San Pedro de Alcántara, con tan mala suerte que la desamortización del convento dejó su cuerpo y el de los suyos enterrado en una plaza. Allí reza una placa en homenaje.

Ronda en el cine y en la televisión

El Puente Nuevo y el Tajo aparecen en ‘Ferdinand’, una de las últimas producciones cinematográficas de 20th Century Fox. Se trata de una readaptación del cortometraje de Disney ‘El toro Ferdinando’. La película está dirigida por Carlos Saldanha y cuenta la historia de un toro pacífico que no quiere participar en espectáculos taurinos.

Los cameos de Ronda en la gran y pequeña pantalla no quedan ahí. La mítica serie Curro Jiménez encontró muchas localizaciones en la serranía. Más actual es la visita del chef inglés Jamie Olivier en 2010. El cocinero grabó en la Plaza de Toros el primer episodio de uno de sus programas llevando la cultura gastronómica de Ronda por el mundo.

El Castaño Santo

Una de las curiosidades sobre Ronda que debes saber es la existencia del Castaño Santo, muy cerca del municipio. Es seguramente el árbol más antiguo de toda la provincia de Málaga. Tiene cerca de 14 metros de perímetro y dicen que Fernando el Católico celebró una Misa de Acción de Gracias a los pies de sus raíces. Ha sido proclamado Monumento Natural y se puede hacer una ruta en bici desde Istán hasta encontrarlo. Además, el Castaño Santo se encuentra rodeado por un frondoso bosque de alcornoques, otros castaños, encinas y pinos de la Serranía de Ronda.

 

Qué hacer en Ronda en dos días

Pasar un fin de semana en Ronda es uno de esos planes que no deben faltar en el calendario oficial de nuestras vacaciones. Aunque hay miles de cosas que ver en Ronda, dos días son suficientes para adentrarse en sus callejuelas, conocer las curiosidades de su historia, probar los platos típicos de la zona y conseguir las mejores fotos de la ciudad del Tajo. Te proponemos este itinerario con esos lugares de visita obligatoria.

PRIMER DÍA en Ronda

Comienza tu recorrido por el paseo Blas Infante. Muy cerca se ubica la Oficina de Turismo de Ronda donde conseguir un mapa para seguir el itinerario. Disfruta del camino hasta llegar a la zona ajardinada de la Alameda del Tajo y prepara la cámara de tu móvil para uno de los puntos panorámicos más famosos de la ciudad, el Balcón del Coño. Su altura te puede cortar la respiración o arrancarte la expresión que le da nombre 😉

Si ya has sacado tus mejores fotos y antes de llegar al Tajo, haz una parada en la Plaza de Toros de Ronda. No sólo es conocida por ser una de las más antiguas de España, también por la celebración de La Goyesca y por su museo taurino. Si lo tuyo es la tauromaquia, realiza una visita con audioguía. Como curiosidad, el actor Orson Welles y el escritor Ernest Hemingway asistieron a cientos de corridas que se celebraron en esta plaza hasta la muerte de ambos. Ahora puedes visitarla durante todo el año,  excepto los días de celebración de la Feria de Pedro Romero en septiembre.

Continúa hacia la Plaza de España y quédate embobado con las vistas en el Paseo de Kazunori Yamahuchi. Desde ese momento, despeja la mente y prepárate para ver uno de los lugares más increíbles de Andalucía, el Tajo. Se trata de una formación natural que se creó hace unos cinco mil millones de años por el efecto de la erosión del agua. Ahora es uno de los lugares más visitados de España. Sobre él reposa el Puente Nuevo, que se construyó de forma definitiva entre los años 1751 y 1793. Además de contemplar el vuelo de las aves rapaces que anidan en su garganta de cien metros de profundidad, también puedes tener otra perspectiva de él cruzando al otro lado por el puente Viejo.

Seguramente dedicarás un buen rato a contemplar esta maravilla de la naturaleza. Antes de hacer una parada para llenar el estómago y vivir Ronda a través de sus sabores, desvía tus pasos hacia el mirador de los Viajeros Románticos en calle Arminán, 17. Allí leerás algunas de las frases  sobre la ciudad fruto de la inspiración de poetas como Edmun Boissiere o Richard Ford. Durante los siglos XVIII y XIX muchos de ellos decidieron visitar el municipio atraídos por el exotismo del sur de Europa. ¡Aquí no puede faltar un selfie para el álbum de fotos!

Ahora sí. El apetito apremia y hay que reponer fuerzas. Puedes hacerlo en nuestro restaurante Abades Ronda. Te ofrecemos un delicado equilibrio de la alta gastronomía, tradición de los productos de Ronda y unas vistas que hacen que no quieras que termine la sobremesa. Prueba, por ejemplo, el  Requesón de Ronda con Sopa de Frutos Rojos Helado de Miel y Pan Crujiente o la Milhoja de Foie con Queso de Cabra y Manzana Caramelizada. Si te apetece terraceo, elige nuestra Terraza Mirador. Sin palabras. Y si quieres un ambiente más íntimo, la planta alta o baja de La Casa. Lo que elijas te dejará satisfecho.

Después de saborear la tarta de manzana casera, retoma el itinerario. Aún queda mucho que ver en esta jornada de turismo en Ronda. Dando un paseíto llegas hasta la Casa del Moro. Tienes hasta las 18.00 horas para entrar a uno de los lugares de referencia de la ciudad. Se trata de un palacio del siglo XVIII de origen árabe. No es visitable, pero sí sus jardines de inspiración francesa encargo de la Duquesa de Parcent y la mina de captación del agua que nace del rio Guadalevín.

Otra de las huellas de la presencia árabe son precisamente los Baños Árabes. Están en la antigua judería y también se pueden visitar, aunque los fines de semana sólo abren hasta las 15.00 horas. Lo curioso es que conservan muy bien su estructura. Quizás por los muchos años que permanecieron sepultados hasta su recuperación hacia 1935.

Toma un buen cafelito en algunos de los rinconcitos amables que ofrece la ciudad y vete de compras. La mejor opción es la popular calle de la Bolsa. Aunque todos los rondeños la conocen por este nombre, en realidad la calle se denomina Carrera Espinel, en honor a un escritor y sacerdote de la localidad.

SEGUNDO DÍA en Ronda

Como buen enclave histórico, si haces turismo en Ronda los monumentos no cesan. Puedes empezar el día en la Iglesia Santa María La Mayor. ¿Te gusta el arte y la arquitectura? Entonces te interesará saber que tiene detalles góticos en sus naves, un toque renacentista en el coro de madera de dos pisos o elementos barrocos como el retablo de la Virgen del Mayor Dolor.

Muy cerca queda la Plaza Duquesa de Parcent. Si haces turismo en Ronda debes saber quién fue la Duquesa de Parcent. Nació en Málaga y fue la creadora de la Sociedad Española de los Amigos del Arte, además de ser una de las primeras mujeres en ocupar un escaño en el Congreso español. En sus viviendas en Ronda coleccionó una gran variedad de piezas de arte. En la Plaza Duquesa de Parcent se ubican unos bonitos jardines  y el Ayuntamiento.

No tendrás que alejarte mucho para llegar a la siguiente parada, el Palacio de Mondragón o Palacio del Marqués de Villasierra. No te pierdas el precioso artesonado mudéjar del salón Noble del palacio. Se considera el museo municipal de la ciudad y los martes la visita es gratuita a partir de las 15.00 para los ciudadanos de la Unión Europea.

Recomendamos terminar el viaje a unos 20 kilómetros del centro de la ciudad, pero antes… ¿un poco más de historia? Si has echado en falta algún museo más en nuestro recorrido, puedes quitarte el gusanillo en el Museo del Bandolero. Hay documentación, vestuario, utensilios, etc. Puedes terminar estos dos días de turismo en Ronda en el yacimiento arqueológico de Acinipo. Son unas ruinas de una antigua ciudad romana en la que destaca el teatro y los restos de edificaciones como viviendas o pórticos.

¡Sí, la lista de cosas y lugares que ver en Ronda es interminable! Si quieres ver más, tendrás que repetir el viaje… Merece la pena.

II Ruta de la Tapa en Ronda Romántica

Un viaje por las tradiciones culinarias del siglo XIX. Ven y visita nuestros puestos gastronómicos tematizados.

Del 25 al 27 de Mayo, de 12:30h a 22:00 horas, podrás disfrutar de nuestros Arroces, Chacinas, Productos de la Huerta, Carnes, Postres de época, etc. Degusta de la cocina de nuestro Chef Paco Reche a precios populares.

Folleto Informativo: Descargar en PDF

Menú Romántico

TRAGABUCHES

Chacinas de la Serranía

Quesos de Grazalema

Porra con Helado de Queso Payoyo

EL TEMPRANILLO

Arroz del Bandolero

(Arroz Meloso con Setillas y Ternera)

PASOS LARGOS

Presa Ibérica con Salsa Pedro Ximénez Verduritas y Patatas Baby

PERNALES

Pionono con Salsa de Chocolate Caliente

Bebidas incluidas

PVP: 35€ Por persona (IVA Incluido)

Botellas de vino y mano sirviendo vino

Cómo servir el vino y otras bebidas

Cuando se habla de saborear un buen vino, no todo depende de la uva,  las preferencias de cada uno  o el aperitivo que lo acompañe. El tipo de copa que se usa, la cantidad de vino o la temperatura delatan si quien te sirve la copa de vino entiende realmente de caldos.  No todo depende de la destreza del camarero. Sigue estas recomendaciones para saber cómo servir vino y otras bebidas en casa como un profesional o para detectar a un buen sumiller en un restaurante:

Cómo abrir una botella de vino

Antes de nada, algunos consejos generales para abrir correctamente una botella de vino. Retira la cápsula exterior de aluminio con un cuchillo pequeño. Después limpia el cuello y la boca de la botella, mejor si es con un pañito. Utiliza el sacacorchos para extraer el tapón. Nunca gires la botella, sólo tienes que mover el sacacorchos poco a poco sin cambiar la dirección del giro. Por último limpia de nuevo la boca de la botella por si queda algún resto de corcho.

Se recomienda abrir la botella de vino al menos con una hora de antelación para que se oxigene, sobre todo en el caso de los vinos antiguos. La mayoría suelen servirse directamente de la botella, excepto algunos que mejoran con el proceso de decantación.

¿Por aquí o por allá?

Aunque en una mesa comúnmente pasamos la botella de un lado a otro sin un orden concreto de servicio, lo cierto es que las bebidas se deben servir por el lado derecho del comensal o sentido de las agujas del reloj.  ¡Muy importante! Nunca apoyes la boca de la botella en el borde de la copa, al menos deja 2 centímetros de distancia.

Tampoco dejes caer gotitas sobre la mesa al servirlo. Evítalo vertiendo el vino en el centro de la copa y al acabar gira la parte inferior de la botella para que no salpique. Todo es cuestión de práctica y giro de muñeca.

Probar el vino, sí o no

Lo ideal es que el anfitrión pruebe el vino para evitar posibles botellas defectuosas. Una vez en la mesa, debes dársela a probar a alguien de confianza.  Sólo con asentir sabrás si es de su gusto. ¿Algunos consejos para identificar las cualidades del vino? El color da a conocer la edad del vino, cuanto más cereza y brillante, más joven. El aroma también es clave. Sin agitarlo ya empezamos a tener información. Después de hacerlo ligeramente y que se oxigene, podemos apreciar los sabores básicos: salado, dulce, ácido y amargo.

La temperatura del vino

Muy lejos de la realidad queda la expresión “es mejor tomar el vino a temperatura ambiente”. Cada vino debe tener una temperatura concreta.  Por ejemplo, el vino espumoso como el cava o el champán deben de estar a  7 °C y el vino tinto crianza a unos 15 °C. En el caso de los vinos del tipo blanco joven seco se mantendrían a 10 °C.

¿Cuánta cantidad de vino servimos?

Cuando se sirve una copa de vino se suele llenar un tercio de su capacidad. Cuando es un vino blanco, normalmente siempre se vierte un poco menos, aunque también influye el tamaño de la copa.

Servicio de otras bebidas

¿Hay diferencias a la hora de servir una copa de cava o un licor como el coñac? Cuando se trata de espumosos, las burbujas se mantienen más tiempo en copas alargadas, pero es mejor no usar una demasiado estrecha. Primero sirve media copa a cada invitado y rellena la copa después de que haya bajado la espuma.

El coñac o el brandy se sirven en una amplia copa mientras los llamados licores se toman en un trago directo y cortito. Se usan casi siempre los populares vasos de ‘chupito’.

Incluso cuando se sirve un refresco hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones. Por ejemplo, beber directamente de la lata o de la botella provoca que la bebida pierda casi el 50% de los aromas. Y si eres muy veloz consumiendo este tipo de bebidas, no hay nada mejor que un vaso de sidra. Eso sí, siempre frías.

La Goyesca

La Goyesca de Ronda es mucho más que un festejo taurino. Es un motivo de orgullo para el aficionado al toro, sea de Ronda o no. El sábado es el gran día. Esa fecha del calendario que hace que las fiestas de la ciudad del Tajo resulte aún más memorable. Hace unos años  el torero Francisco Rivera retomó la tradicional corrida, protagonista de la Feria de Pedro Romero.

Su celebración coincide con la primera semana de septiembre y reúne a lo mejor del toreo en un cartel donde la plaza es casi tan protagonista como cortar dos orejas. Y es que la plaza de toros de Ronda es una de las más antiguas y  más bonitas de España. Esa belleza se debe también a Martín de Aldehuela, arquitecto del Puente Nuevo, y se percibe en el rostro de los aficionados. Muchos aprovechan para lucir el atuendo goyesco, propio del siglo XVIII y volver al pasado. Justo al momento en el que el torero Pedro Romero sentó cátedra cuando inauguró la plaza. Romero está considerado un adelantado a su tiempo y un revolucionario del mundo del toro al crear el toreo a pie.

Pero en toda esta historia hay un nombre que destaca por encima de todos, el de Antonio Ordóñez. En 1954 el torero organiza la corrida goyesca en honor al bicentenario de Pedro Romero y la transforma en una cita obligada del toreo. Hoy en día, asistir es fácil si se hace con previsión, pese a que la plaza tiene más de 4.000 localidades.  Los festejos duran en total tres días ya que se completan con la tradicional Corrida de Rejones y una corrida sin picadores para alumnos de las escuelas de tauromaquia.

Es el descendiente de Ordoñez, Fran Rivera, quien decidió recuperar esta tradición tras unos años de inactividad. El vínculo emocional es tan grande que este año se convirtió en el lugar y la fecha elegida para despedirse de los ruedos definitivamente.

Aunque hay actividades meses antes, realmente el arranque se da con el Pregón de la Goyesca de Ronda, organizado por la Asociación Cultural Tauromundo. Y las estrellas son las figuras del toreo: Diego Ventura, Sebastián Castella, Manzanares, Cayetano Rivera, El Fandi, Perera, el Juli, entre otros.

Son muchos los personajes públicos que asisten a la Goyesca de Ronda cada año. Por ejemplo, la ex ministra Carmen Calvo, el periodista José María García, la modelo Eva González, la presentadora Susanna Griso, la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada, ¡y muchos más! Todos expectantes y con ganas de disfrutar del espectáculo.

Pero la Goyesca de Ronda no termina ahí. Las Damas Goyescas son las otras grandes protagonistas. Lucen los trajes de la época durante la feria y muy especialmente a la entrada de la plaza de toros el día de la Goyesca. Unos trajes inspirados en las pinturas de Goya y en el traje de luces del diestro Antonio Ordoñez. Además se celebra un concurso en el que se elije a la Dama Goyesca por excelencia, que luego representará a la mujer rondeña en otros eventos a lo largo del año.

Otro detalle curioso que merece la pena saber es el cartel anunciador de la Goyesca. Cada año un artista se encarga de crearlo. Un punto más de unión con el mundo del arte.

Además, si asistes a la Goyesca de Ronda puedes completar el día con el programa de actividades culturales y gastronómicas que ofrece la feria de la ciudad. Con la Gabalgata se da el pistoletazo de salida a la Feria del Centro. Y si lo que te gusta es el flamenco, no te puedes perder el Festival de Cante Grandes con voces de la talla de ‘La Yiya’ o Arcángel.

Cubiertos y mesa de restaurante

Tipos de cubiertos y cómo usarlos

Muchas preguntas asaltan la mente cuando te enfrentas a una mesa vacía y un sinfín de cubiertos que colocar, muy especialmente en cenas especiales o con la llegada de fiestas como la Navidad: ¿cómo utilizar los cubiertos? ¿Cuántos tipos de cubiertos existen? ¿Debo usarlos todos? Tener las ideas fijas y algunos conceptos básicos ayuda a ser un experto anfitrión y manejar las normas fundamentales del protocolo en la mesa.

Cuando se trata de una mesa sencilla, lo primero en tener claro la disposición. Si sigues una regla básica, todo irá bien: los cubiertos se colocan de afuera hacia dentro. Los que están más cercanos al plato son los primeros en usarse. Pero… ¿dónde debes colocar cada uno? Muy fácil:

  • El cuchillo y la cuchara se colocan a la derecha del plato, en ese orden respectivamente. Recuerda que la forma cóncava de la cuchara debe quedar hacia arriba. Si tenemos cuchillos de pescado y carne, el correspondiente al pescado se sitúa más separado del plato, con el filo u hoja justo de lado hacia el plato.
  • Los tenedores se posicionan a la izquierda. Más afuera los de pescado y junto al plato los tenedores de carne roja.
  • Los cubiertos de postre se colocarán entre las copas y el plato principal, justo en la parte superior del mismo.
  • Si vas a servir marisco, coloca el tenedor específico al lado derecho de los cuchillos.

Esta es la versión sencilla de un puzle que, si conoces las reglas del juego, es muy sencillo de componer. Y como si fueran niveles de dificultad, este va variando según aumenta el número de cubiertos.

Tipos de tenedores

Tenedor de mesa. Un clásico. Suele tener 4 o 5 dientes y se emplea sobre todo para las verduras.

Tenedor de carne. Parecido a un tenedor de mesa, pero un poco más grande y con los dientes algo curvados hacia el exterior.

Tenedor de ensalada. Es más pequeño que el de la carne y tiene dientes más cortos.

Tenedor de pescado. Es un tipo de cubierto más ancho y menos curvado. Es el más fácil de distinguir porque el diente del centro es más abierto de lo normal.

Tenedor de fruta. ¿Existe un tenedor para la fruta? Pues sí. El tenedor de fruta tiene un tamaño entre el tenedor de mesa y el de postre.  A veces también se usa como sustituto del tenedor de postre.

Existen otros tipos de tenedores menos habituales pero también curiosos como el tenedor exprimidor o el tenedor para comer caracoles.

Tipos de cucharas

Cuchara de mesa. Son las cucharas más comunes. Las usamos para la sopa, arroces o cereales. Suelen estar hechas de materiales como el metal, la madera o incluso porcelana.

Cuchara de ensalada. Esta cuchara es perfecta para mezclar los ingredientes de la ensalada y el aliño. Es un cubierto más largo de lo habitual y con poca concavidad.

Cuchara sopera. Es una de las más conocidas. Puede albergar hasta 20 ml de líquido y como su nombre indica es ideal para sopas, cremas o purés.

Cucharilla de postre. Quizás sea una de las cucharas que reconozcas con más facilidad. Es pequeña y se utiliza para disfrutar de un buen helado, flan o un pedazo de tarta. Tiene una cavidad esférica más pronunciada y es parecida a la cucharilla del café o el té.

Cucharilla del café. No sólo es ideal para remover el azúcar en una taza de café o té, también es muy utilizada para tomar medidas en una receta. Es la cuchara más pequeña de todas.

Cuchara de caviar. El caviar se merece su propia cuchara. Esta es muy pequeña pero se diferencia por su mango largo y punta redondeada.

Tipos de  cuchillos

Cuchillo de carne. Este tipo de cubierto tiene la sierra muy pronunciada y la punta afilada.

Cuchillo de pescado. Forma plana y sin sierra. Es un básico de la cubertería y también se le conoce como paleta o pala de pescado. Puede estar ligeramente curvado.

Cuchillo de mantequilla. Se usa para extraer y untar la mantequilla. Como otros, no cuenta con dientes de sierra y su forma es curva.

Cuchillo de queso. Para degustar un buen queso de oveja o de cabra, también influye el tipo de cuchillo que se emplee. Por ejemplo, hay un cuchillo con agujeros en el centro para cortar quesos blandos o cremosos.

Cuchillo de fruta. Tipo de cubierto ligeramente dentado que se utiliza en convivencia con el tenedor de la fruta para trinchar y cortar delicadamente cada pieza.

Aunque estos son los tipos de cubiertos principales, hay otros que se emplean puntualmente y pueden aparecer en la vida del aficionado al buen comer en cualquier momento. Por ejemplo, el cuchillo para cortar el pan o la cuchara para legumbres o pasta.

Con estas sencillas pautas no hay mesa ni evento social que se te resista.

Foto promocional para el menú de cuaresma de Abades Ronda

Menú especial Semana Santa

Nuestro restaurante Abades Ronda organiza un menú especial de Cuaresma para celebrar la Semana Santa en Ronda. Puedes disfrutar de nuestra propuesta especial desde los días 26 de Marzo al 1 de Abril de 2018.

Nuestro Chef ha elaborado un menú especial para que disfrutes de una propuesta gastronómica única mientras disfrutas del encanto de nuestro restaurante en el Tajo de Ronda.

Folleto Informativo: Descargar en PDF

MENÚ SEMANA SANTA

Aperitivos
Ajo blanco con granizado de Mango
Tabla de quesos

Menú
Potaje de Vigilia (Garbanzos, Espinacas y Langostinos)
***
Bacalao con Pisto y germinados de Ajos

Postre
Torrija con Tofe y helado de galleta María
Dulces de Cuaresma

Bodega
Vino tinto Cerro Añon,
Vino blanco Viña Abades
Agua Mineral

Precio Persona: 25 € IVA Inc.

Diferentes lugares de Ronda para visitar

Qué hacer en Ronda en 1 día

Ronda es una ciudad única con un gran patrimonio histórico y cultural. Además cuenta con diferentes parques naturales y espacios protegidos que convierten a este lugar en una parada imprescindible en tu viaje. En este artículo os damos los puntos clave que no deben faltar en tu planificación si solo dispones de 1 día para visitarla.

Un disfrute para la vista

Comienza el día con un buen paseo desde calle Virgen de la Paz hasta llegar al paseo Blas Infante. Desde ahí podrás disfrutar del señorío de la ciudad de Ronda, adentrarte en la Alameda del Tajo y en sus zonas ajardinadas. Un punto imprescindible: la balconada conocida como el Balcón del Coño. ¿El motivo? Echa un vistazo y llega a tus propias conclusiones… (te recomendamos que eches un vistazo al artículo dónde enseñamos los mejores miradores en Ronda)

Ronda Taurina

A muy pocos metros del paseo encuentras una de las referencias de Ronda y una visita obligada en tu lista de ‘qué hacer en Ronda en un día’. Es la Plaza de Toros de Ronda, la definición de la Ronda taurina por antonomasia. Se inauguró en 1795 y se considera Bien de Interés Cultural (BIC).

Después de unos años de sequía, el impulso del torero Cayetano Ordóñez, ‘Niño de la Palma’, supone un punto de resurrección para la escuela de Ronda. A él le seguiría Antonio Ordóñez en los años cincuenta. Precisamente gracias a él nace la Corrida Goyesca, principal festejo de la Feria de Pedro Romero. El cineasta Orson Welles y el escritor Ernest Hemingway fueron sus mayores fans. Hay dos esculturas en honor a los dos personajes en el propio paseo Blas Infante. Era tal la pasión que incluso Welles pidió que sus cenizas se esparcieran en la finca rondeña de San Cayetano, propiedad de la familia Ordoñez.

Aprovecha también para visitar el Museo de la Tauromaquia si te gustan los toros, conocer la Galería Ecuestre del Picadero si te apasionan los caballos o simplemente visitar la plaza con una audioguía. Abre casi todos los días del año.

En busca del famoso Tajo

¡Aún queda mucho por empaparse y muchas cosas que ver y que hacer en Ronda en un día! Dirige tus pasos hacia el Puente Nuevo, que reposa sobre el espectacular Tajo de Ronda. Puedes pararte al inicio, justo en el Paseo de Kazunori Yamahuchi, y sacar la cámara para hacer fotos del paisaje de la serranía. Sigue los pasos cruzando el puente (calle Armiñan) para disfrutar de las dos caras del desfiladero más famoso de España.

El Tajo de Ronda es el eje histórico y natural que define Ronda. Así que es imposible que lo dejes pasar en una lista de cosas que hacer en Ronda en un día. Tiene una longitud de 500 metros, aproximadamente y una garganta excavada por el río Guadalevín de 500 m de longitud y 100 m de profundidad. Para entender su importancia, hay que verlo…

Piérdete por sus calles

Aunque hay opciones mil, una de ellas es continuar tu camino hasta la calle Cuesta de Santo Domingo y llegar a La Casa del Rey Moro. Se trata de un palacio del siglo XVIII. Aunque no se  puede visitar el palacio, sí que se pueden conocer los Jardines de Forestier y la Mina. La zona ajardinada cuenta con fuentes y canalillos que datan de la década de los 20. Visitar la Mina también es muy interesante. Obra de origen árabe creada para la captación de agua que desciende al fondo del Tajo donde discurre el río Guadalevín. Abierto todos los días de 10.00 a 18.00 horas.

Son muchos más los lugares que visitar. La lista es interminable: el Palacio de Mondragón, los Baños Árabes, la plaza Duquesa de Parcent o, un poco más lejos, las hermosas ruinas de Acinipo. Pero una jornada acaba por tener las horas contadas.

Gastronomía rondeña en el Tajo de Ronda

Después de tanto paseo ya empieza a despertar el paladar y se antoja una visita gastronómica.  Si a la alta gastronomía le sumas un horizonte impresionante, el resultado es una buena cena en nuestro restaurante situado en la cornisa del tajo de Ronda. Se te hará la boca agua con el clásico Rabo de Toro Guisado con verduritas y patatas y te dejarás sorprender por elaboraciones como el Requesón de Ronda con Sopa de Frutos Rojos Helado de Miel y Pan Crujiente. Además, puedes elegir varios espacios para estar a gusto, desde la terraza mirador mirando al infinito, hasta la planta alta o baja de La Casa.

Eso sí, muy importante…. no olvides la buena compañía 😉

Bodega rondeña, uvas y vinos de Ronda

Ronda, tierra de vinos

Ronda a través del vino. Ronda a través del paladar, los aromas, la uva. Conocer la historia de la ciudad malagueña no se reduce a visitar sus monumentos o sentir el vértigo más placentero en el Tajo. También el sabor de un vino de Ronda cuenta su historia a lo largo de los siglos.

La tradición vinícola se remonta a la época romana. Los yacimientos arqueológicos de Acinipo son una muestra de ello. Y es que su propio nombre lo indica: Acinipo significa ciudad del vino. Incluso puedes descubrir esos restos en tu visita al municipio cumpliendo así con una de las paradas obligatorias del turismo rondeño.

Algunos historiadores apuntan a los griegos como los primeros en dar impulso a su producción.  Un siglo más tarde, en el año 711, los árabes invaden la ciudad. Pese a sus prohibiciones coránicas, el vino sigue en auge. Y así continúa hasta la conquista de los Reyes Católicos. Las viñas rondeñas tienen cada vez más importancia.

Unos orígenes a los que siguieron numerosos cambios con la sublevación de los moriscos, la dinastía de los Austrias, la ocupación francesa, la Casa de Borbón, el efecto mortífero de la filoxera que acabó con los cultivos… hasta llegar al siglo XX. La Segunda República dejó importantes avances en la producción de vinos de Ronda con las Bodegas Narváez o la de Pérez Urruti.

Hoy en día Ronda cuenta con más de 15 bodegas que forman parte de las Rutas del Vino de España que integran el club de producto de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin). El clima, la altitud y la cercanía del Mediterráneo propician el cultivo de la vid y la lenta maduración de la uva. Así nacen vinos tintos, blancos y rosados con identidad propia.

Dos nombres protagonizan el renacer de las bodegas y los vinos de Ronda con Denominación de Origen Vinos de Málaga. Se trata de Alfonso de Hohenlohe y Federico Schatz. Ambos deciden ubicar sus bodegas en la zona y ponen la primera piedra para que la localidad malagueña vuelva a entrar en el mapa vinícola español.

¿Cómo son los vinos de Ronda?

Hay todo tipo de vinos y la mayoría de las bodegas de la Serranía son de tipo boutique, con producciones muy cuidadas. En sus campos conviven distintos tipos de uvas como Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo e incluso Pinot Noir. Los vinos de Ronda son vinos ‘tranquilos’ que maridan perfectamente con la gastronomía de la zona.

En Abades Ronda somos conscientes de ellos y hemos querido ofrecer una propuesta especial para recibir a los aficionados a los buenos caldos. Por ello, contamos con una carta de vinos con más de 150 referencias que es capaz de despertar los sentidos de cualquier paladar. Un surtido variado con denominaciones tanto de Ronda como de otras partes del mundo.

¿Qué bodegas se pueden visitar en Ronda?

Federico Schatz

Friedrich Schatz,  para todos ya Federico, encontró en Ronda ese rincón idóneo para fundar una bodega familiar donde elaborar vinos llenos de vida y alta calidad. Aterrizó en la ciudad del Tajo en la década de los 80 y fue el primero en producir vinos ecológicos y biodinámicos. Cuenta con una producción de unas 15.000 botellas, con mayor presencia de tintos.

Para los que quieran conocer mejor el proceso de elaboración, Schatz ofrece visitas guiadas con cita previa, tanto en inglés como en alemán.

Descalzos Viejos

La bodega Descalzos Viejos crea un ambiente especial desde el momento en que das un paso en sus instalaciones. Está ubicada en un convento Trinitario del siglo XVI. Hoy en día ofrece seis vinos tintos de diferentes añadas y un blanco. Vinos con mucho cuerpo como, por ejemplo, Conarte. Un tinto crianza con 12 meses en barricas de roble francés.

La bodega organiza visitas programadas de grupos pequeños y también catas dirigidas por los propietarios y enólogos. Además, en su calendario oficial de actividades también incluyen conciertos de jazz, exposiciones o proyecciones de cine, sobre todo en verano.

Bodegas Doña Felisa

Bodega en plena Serranía de Ronda, en el paraje Chinchilla, que da nombre a sus vinos.  En él se cultivan varias cepas como Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Una pequeña producción de vino, destaca especialmente el Chinchilla Cabernet 2004 y el Chinchilla 2005, Cabernet Sauvignon, Merlot y Tempranillo, con 12 meses de crianza. Los propietarios ofrecen cursos de iniciación a la cata.

Bodega García Hidalgo

Con una producción de más de 10.000 botellas, la bodega García Hidalgo comercializa la marca Alcobazin con distintos tipos de vinos de Ronda: tinto crianza, tinto roble, blanco y rosado. Además, se sitúa en una zona especialmente bonita, en el Llano de la Cruz de Ronda. Su propietario Miguel García Pereila cuida al máximo los detalles para conseguir un vino potente y muy agradable en boca.

También se puede visitar la bodega para conocer la elaboración, se hacen catas de los vinos e, incluso, maridajes con tapas de Ronda. Requiere de cita previa.